El Dharma del numero 9: calma, persistencia, paciencia, tolerancia, duradero, apacible, sutil y refinado.

El karma del número 9: Impaciencia, perfeccionismo, tiranía, disgusto, presión, franqueza.

Camina en el reino de la sutileza, tiene regalos para ti

El 9 está más allá de la infinitud del  8. Es la otra orilla más allá del océano del tiempo y del espacio. Todo en la vida tiene otro lado. Septiembre es un mes para sintonizar con el otro lado. El otro lado de las cosas y de la vida también pueden revelarse sin invitación. Como después de un largo invierno la primavera se revela, o después de un largo verano las hojas comienzan a caer. Lo que estaba cayendo comienza a subir, lo que estaba subiendo empieza a caer. El fin se convierte en un nuevo comienzo. A veces la última cosa que te apetece hacer es la mejor dirección que debes tomar. Y si vas en esa dirección construirás en ti la rara calidad de la perseverancia espiritual. Recuerda que es lo que hacemos durante el viaje, no donde terminamos. El diamante que debemos ser, que estamos haciendo dentro de nosotros mismos, debe pasar por las etapas de la incomodidad.

El Cuerpo Sutil y la Paz: La paz es sutil. No es concreto ni material. Para materializar la paz se requiere el más intenso silencio de la mente y receptividad del corazón. La paz nos espera para llamarla. A través de una atmósfera basada en el terreno común de todos los seres. Valorar la tolerancia más que las percepciones de lo correcto y lo incorrecto, bueno o malo. Cualesquiera que sean nuestras diferencias, el mismo espíritu que fluye en la misma sangre roja en todos nosotros.

La referencia del Gurú Naanak al 9º Gurú vino en el mantra de ‘Ajooni’; No nacidos, o más allá del útero. El Cuerpo Sutil nunca nace. Es el hogar desde donde llegamos (el alma) y a donde regresamos. Es el lugar de reposo del alma y el fundamento espiritual que hace posible una inquebrantable calma interior.

Se dice ‘medita en Guru Tegh Bahadur y los 9 tesoros entrarán en tu casa’. Los 9 dones de discernimiento, la revelación de los principios universales, que dan la capacidad de vivir por las virtudes. Así que vamos a meditar en Guru Tegh Bahadur, reflexionando sobre sus últimos momentos de vida. Su nombre significa “Gran Portador de Espada”, pero también la paciencia duradera para tolerar el peor acto de opresión antes de tomar finalmente la espada en mano (que es lo que su hijo, Guru Gobind Singh se vio obligado a hacer). El último acto noble del noveno Gurú fue precisamente mantener esta restricción, y en lugar de empuñar la espada de metal se mantuvo firme por la espada de su fe. Considere el nivel más alto de altruismo que lo movió a dar su cabeza para la libertad de todos los seres para practicar su fe en su propio camino. Su mensaje no era vivir con temor a los demás, y no vivir de tal manera que los demás te teman. Su ejemplo demostró cómo, cuando la fe es verdadera y absoluta, entonces nada puede quitarla o destruirla. Ninguna cantidad de persecución o sufrimiento o soborno o seducción puede separar o distraer a alguien que está enamorado del Ser Supremo y Sin Forma; La Unidad Total de Todos.

 

Sugerencias espirituales para el mes:

– Para ayudarte a recordar y estar abierto a la comunicación desde el otro lado. Toma una guía, un sutra, un principio espiritual universal, como un lema, y ​​que todos sus pensamientos, palabras y acciones sean gobernados por eso durante  el mes.

– Tómate unos momentos para imaginarte a tí mismo como un antiguo ermitaño sentado todavía en una roca, en una cueva donde has confrontado y limpiado todos tus fantasmas personales y familiares, fantasmas y demonios. Y de ese estado eres capaz de irradiar paz en tu mundo, como una dulce fragancia que nadie puede resistir.

– Invita a la paz al centro de tu ser. Y de ahí lo diseminas a tu alrededor.

– Una semilla produce muchos frutos. Y mantenemos algunas semillas para el próximo año. Este es un tiempo para recoger la cosecha de tu año. Genera  un poco de memoria cristalizada de la esencia de tu año hasta ahora.

– Cualquier acto altruista pequeño y simple en el que tomas una postura para los demás en lugar de ti mismo.

– Camina lenta y calmadamente en tu entorno. Comienza  con un pequeño paso – no hay prisa.

Fuente: Karam Kriya

Eventos relacionados

Nos deja una respuesta

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.